Hola mi nombre es Fernando Ávila Aguilar, casado con una maravillosa mujer y padre de dos hijos, que son mi fuerza interior. Soy amante de la naturaleza y de los viajes.

En el año de 1994 estudiaba antropología y en este mismo año fue mi primer encuentro con la fotografía, quede enamorado de la magia que se puede hacer con la cámara fotográfica. Poco a poco fui descubriendo el poder oculto de la cámara y la luz.

La maravillosa energía que emanan las parejas, es uno de los motivos que me hizo especializarme en fotografía de bodas. Me inspira arrebatarle un instante al tiempo y eternizarlo a través de la fotografía, esto es una de mis pasiones.

fer avila.jpg